¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de vender una vivienda?

Actualmente el tiempo medio para vender una casa de segunda mano ha aumentado considerablemente. Si en 2018 las transacciones llegaban a los 60 días, en 2019 se tarda unos 100 días de media en vender un inmueble. Es por ello por lo que, antes de poner una casa en venta  CENTURY21 España aconseja seguir los siguientes pasos:

Asesoramiento por parte de expertos

Nadie conoce mejor la realidad local y las necesidades de los posibles compradores que un asesor inmobiliario con experiencia. Contar con la ayuda de una agencia inmobiliaria es siempre un valor añadido para cualquier vendedor ya que será asesorado de forma profesional sobre cómo poder sacar el mejor partido a la vivienda que se quiere vender y qué pasos hay que seguir para  asegurar este proceso de la forma correcta, ágil y más beneficiosa para el todavía propietario del inmueble.

Puesta a punto

Cualquier detalle cuenta y por eso es fundamental que el propietario prepare el inmueble con el fin de que a cualquier posible comprador le “entre por los ojos” en su primera visita de prospección. Cuidar la limpieza, el orden e incluso hacer de forma previa alguna reforma si fuera necesario, siempre van a ser puntos a favor a la hora de vender tu vivienda. También se debe considerar anunciar el piso en portales inmobiliarios, pero es importante que las fotos sean de calidad, que describan visualmente la realidad de la vivienda y los espacios que la conforman acompañadas, además, de una correcta descripción.

Papeles en regla

Todo propietario debe de presentar la escritura de compraventa de la casa y los datos del registro de la propiedad. También debe de tener al día los recibos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), las cuotas de la comunidad y aportar el estado de las cargas en el caso de que las tuviera. Además, es aconsejable que el vendedor tenga preparado, por si lo pudiera solicitar el posible comprador, un plano de la vivienda y de su ubicación, así como una descripción tanto general como específica del inmueble y del propio edificio.

Gastos de venta

Sí, vender también cuesta dinero. Vender un inmueble por un precio mayor al invertido en el momento de su adquisición es obligatorio hacerlo constar en la declaración de la renta, es lo que se denomina plusvalía. Además, a la hora de poner a la venta una propiedad hay que acordarse de que esta operación conlleva cargas económicas como el IRPF, la plusvalía municipal, la plusvalía local (o IIVTNU) y, en algunos casos, gastos de notaría, registro y gestoría, estos últimos normalmente abonados por el comprador. Importante tener en cuenta que si el vendedor tiene una hipoteca que grava sobre la propiedad, tendrá que cancelarla para dejar el inmueble libre de cargas y asumir los gastos correspondientes.

Fuente: https://www.fotocasa.es/blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparar